viernes, 17 de agosto de 2012

Capítulo 6- Noche de monos

-¡Aj! Verooo.
-Déjalo ya Alex. Ha ido a buscar ayuda.
-Ya, claro. No le conoces tú bien.
-¿Que dices?
-¡Aj! ¡Nada!
-Oye Alex...
-Josh.
-¿Sí?
-¿No hemos entrado con una de las llaves?
-¡Soy estúpido!-dijo sacando del bolsillo las llaves.
Alex las cogió y abrió la puerta. Cuando estaba saliendo, Josh le paró poniendo ambos brazos en la pared, a cada lado de su hombro.
-Alex, tenemos que hablar.
-Eem... tengo prisa, me voy- dijo agachándose y echando a correr hacia la puerta.
-Aaaj- dijo Josh dándose un cabezazo contra la pared.
Si Sundy hubiese tenido una pared cerca habría hecho lo mismo. Estaba completamente roja y no paró de correr hasta llegar a su casa. Recibió un mensaje de Vero, preguntándole que que tal le iba todo. Aunque sin ganas, le respondió que habían entrado con unas llaves.
Se sentó en la habitación, sin ganas de nada. No pasaron ni diez minutos y ya tenía a Vero en la puerta, esperando que saliese. Sundy fue al baño y se lavó la cara. Se miró al espejo y sonrió. No colaba, pero si tardaba más Vero se iba a preocupar. Se aseguró de que fuese solo Vero (a veces esta hacía cosas algo raras) y abrió. Vero le arrastró dentro, le subió a su habitación. Le sentó en la cama y, todo lo contrario de lo que había esperado(ella esperaba que le gritase que que había hecho) le empezó a peinar ese pelo rojo. En ese momento lo llevaba suelto, como siempre que estaba triste. Vero le hizo una trenza en la que entrelazó (quien sabe de donde lo había sacado todo) cintas y flores. Le arrastró hasta su armario y sacó el vestido más empalagoso que encontró.
Sundy se arrastró al suelo con el vestido cogido de la percha. Vero se agachó y, en cuclillas, le dijo:
-A ver. Ya se que estás triste, y que en este momento te quieres morir.
-Gracias por darme estos ánimos.
-Pero sea lo que sea lo que te pasa (porque la solución a tu problema te la he dado hoy en bandeja de oro) es solucionable. Y hoy son las fiestas del pueblo. Así que ponte ese vestido floreado y sal a divertirte. Si nos encontramos a Josh, le diremos que noche de chicas. Luego vamos a dormir a casa de Ann. ¿Vale?
-Aj, vaaaale.
-¡Bien! Amo ganar- dijo levantándose, levantando a Sundy y arrastrándola al baño-. No te cargues la trenza.
-Tomo nota.
Un minuto después ya estaban saliendo. Vero ya llevaba su vestido puesto, uno azul oscuro, corto, igual que el de Sundy pero de color diferente. Ann ya les estaba esperando con el mismo vestido en verde. Sin decir una palabra, abrazó a Sundy y las tres entraron cogidas de la mano. Mirando puestos de la feria,haciéndose fotos, jugando en los sitios y cosas así. Sundy ganó un pez de colores  y un peluche rojo. Era un mono. Ann dijo:
-No me gusta el mono...
Y Sundy dijo:
-¿Te gano un mono verde?
-¡Gáname un mono azul a mi!- dijo Vero.
Y los gano y fueron las tres por la feriecita con los monos.
 Hubo un momento en el que Sundy se soltó por la gente.
-¿Donde están? Aj, ¿porque no tendrán el pelo rojo como yo? Sería más fácil ver...
No acabó la frase porque se chocó contra alguien. Josh. Se escabulló lo más rápida que que pudo, convencida de que le había visto. Y en ese caso, no le habría sentado bien. Le envío un mensaje a Vero y volvió a casa. Se sentó en la cama y empezó a pensar.

2 comentarios:

  1. Me he leído los dos capítulos seguidos...jajaja Me gusta bastante,se te da bien :)

    ResponderEliminar

Comenta, que me animaré y seré feliz. ¡Y si soy feliz subo más caps!